Mejora en personas con artritis reumatoidea mediante terapia bionergética (OKADA)

El Dr. Adrián Muratore esta especializado en Terapia Depurativa estilo OKADA y junto a profesionales como Paula Ortiz y el Sr. Pedro Tais realizaron un trabajo investigativo estbleciéndose como un paper científico de interés en la comunidad médica en donde se realiza un seguimiento de pacientes afectados de artritis reumatoidea a los cuales se les aplica este método bioenergético.

Ver el Paper completo AQUÍ

La TDeO (Terapia Depurativa estilo Okada ) es un método para obtener la felicidad, partiendo del tratamiento y la solución de las enfermedades con una visión integral.

Este método creado por Mokichi Okada a partir de 1926, sobre la base de sus investigaciones y experimentos, a través de los cuales comprobó personalmente, en un lapso de aproximadamente veinte años, su eficacia en el tratamiento de diversas dolencias, aplicándola personalmente a más de veintiséis mil pacientes, en gran parte desahuciados por la medicina y que con la TDeO recuperaron la salud, alcanzaron la felicidad y cuya gran eficacia le dio el sustento para desarrollar su teoría sobre las enfermedades.

La TDeO se apoya en la fusión energética de los elementos Fuego, Agua y Tierra, presentes en todo el Universo, Okada descubrió cómo concentrar y canalizar estos tres elementos unificados a la parte afectada del paciente, para activar el poder de recuperación natural inherente al cuerpo humano.

Acerca de la artritis reumatoidea

La Artritis Reumatoidea (AR) es una enfermedad sistémica autoinmune caracterizada por provocar inflamación crónica de las articulaciones, que produce su destrucción progresiva con distintos grados de deformidad e incapacidad funcional.

Su causa sigue siendo desconocida, aunque hay datos que sugieren que podría ser desencadenada por una infección en individuos genéticamente predispuestos. Su prevalencia mundial ronda el 1%, mientras que datos argentinos de la Secretaria de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires informan que unas 500.000 personas sufren AR.

Predomina en mujeres de 25 a 50 años, en una relación de tres mujeres por cada hombre afectado, y más de dos tercios de los afectados afirman que su condición les impide llevar una vida productiva y en los casos más avanzados, hasta interactuar libremente con otras personas, llevándolas a una vida solitaria y alejada del resto de la sociedad.

La Terapia Depurativa estilo Okada

La Terapia Depurativa estilo Okada (TDEO) debe su nombre y método terapéutico a Mokichi Okada, cuya labor se inicia en 1934 con su “Chiryoin” (clínica) del método terapéutico popular.

A la TDEO se la incluye dentro de las terapias bionergéticas y concibe al cuerpo humano como un todo y no como partes separadas que han sido unidas, lo que implica interpretar a la enfermedad como un fenómeno global, que puede implicar manifestaciones clínicas y sufrimiento en más de un lugar del cuerpo.

Concibe a los materiales de desecho y a las impurezas acumuladas en el interior del organismo como la causa de la enfermedad, explicando que los síntomas aparecen cuando se inicia el proceso de limpieza, que se apoyaría en la fusión energética de los tres elementos presentes en todo el universo (fuego, tierra y agua).

El proceso terapéutico intenta centrar y canalizar estos tres elementos hacia la estructura afectada, con el objetivo de activar el poder de recuperación natural inherente a todo cuerpo humano.

En sus aspectos operativos, la TDEO considera que cada lugar del cuerpo humano en el que pueden aparecer manifestaciones clínicas (p. ej. dolor) corresponde a alguna de las 21 zonas de referencia que deben ser exploradas en un ambiente relajado en todos los pacientes que presentan algún síntoma.

Durante la exploración se intenta pesquisar la zona con mayor temperatura, mayor dolor y/o mayor dureza (a la que se da el nombre de “punto vital”) lo que toma unos siete minutos a un terapeuta certificado.

Luego de documentar los “puntos vitales” en la historia clínica, el terapeuta ubica su mano en la forma más cómoda posible (y con la palma de la mano en forma cóncava y sin tocar al paciente) a una distancia de 30 a 60 cm de la zona afectada.

La mano debe estar ubicada en la mitad de una línea imaginaria que va desde los ojos del terapeuta hasta la región del cuerpo del paciente en la que se ha diagnosticado el “punto vital”, debiendo el terapeuta mirarse la región dorsal de su mano y dirigir hacia el punto vital la concavidad de su región palmar durante unos cinco a siete minutos, ya que este procedimiento concentraría la energía curativa sobre dicho punto vital promoviendo su sanación.

Luego de este paso, el terapeuta vuelve a chequear si los “puntos vitales” han experimentado mejoría en términos de menos dolor, menos calor y/o menos dureza; pudiendo repetir la operación hasta que el paciente no tenga más el síntoma (p. ej. dolor) o hasta un máximo de 40 minutos.

El fomento del arte y la cultura
Entre las herramientas terapéuticas se encuentra el fomento de las actividades que impliquen que el sujeto se conecte con la belleza que proporciona la naturaleza y con las diferentes manifestaciones del arte creado por la humanidad.

La idea es dejar de lado momentáneamente el razonamiento, para tomar conciencia de los sentimientos, con el objetivo de “conectar la conciencia con el espíritu”; y -con la ayuda de un instructor- serenarse, relajarse plácidamente y a través de esa conexión, aprender a observar la propia situación de vida desde una nueva perspectiva.

Se plantea que este proceso ayudaría a flexibilizar rasgos de la personalidad, a suavizar el carácter y a recobrar el deseo de establecer vínculos alegres, mejorando así la calidad de vida.

Una alternativa posible es implementar la práctica del arte floral (Korinka) o la preparación y el consumo del “té en bandeja” (Bontemae).

Se denomina Korinka a una técnica de arreglos florales creada y desarrollada por Mokichi Okada, que con un sentido asimilable a lo que conocemos en Occidente como una “terapia ocupacional” procura que el paciente se plantee pequeños proyectos que implican las sucesivas etapas de planificación, ejecución de los mismos y posterior satisfacción de haberlos concretado que le permitan recuperar la autoconfianza, pensar en nuevos proyectos, sueños e ideales, de a poco ir desarrollando la energía y la capacidad operativa necesaria para concretarlos; y en último término, a dar un sentido a su existencia.

Se denomina Bontemae a una técnica de preparación tradicional del té con el objetivo de agasajar, contener y valorar a la persona invitada, en forma análoga a lo que conocemos en nuestra región como la cebadura del mate con bombilla.

Respecto del fomento del arte y la cultura, se da especial importancia a la visita de museos, teatros, plazas, ferias artesanales, y cualquier manifestación artística que contenga expresiones que sirvan para el deleite y el disfrute del ser humano.

El fomento de la agricultura y los alimentos naturales

Los principios de la Agricultura Natural son el respeto y el amor por la tierra.

Se plantea que cuando no es contaminada y cuando no se utilizan fertilizantes artificiales, la tierra y los alimentos que ella produce, manifiestan su poder innato y una fuerza vital en forma de “energía espiritual” que tiende a que quienes los consumen conserven y/o recuperen su salud.

Esta energía predominaría en alimentos frescos, como vegetales recién cortados y aves y peces recién capturados.

Se plantea también la importancia de aprender a comer con la conciencia de estar absorbiendo la “energía del espíritu” de los alimentos, con actitud de agradecimiento y seleccionando aquellos propios de la región en la que vive el paciente y de cada estación del año, condimentándolos suavemente con especias naturales.

Deja un comentario

Abrir Chat
1
Reserva tus turnos!
Hola! Reserva tus turnos por aquí